SER OPTIMISTA ANTE UNA OPOSICIÓN

ser

Cuando elegimos una oposición como proyecto de futuro profesional estamos tomando una decisión en base a unos motivos, que  pueden ser distintos para cada persona: la búsqueda de seguridad económica, la vocación que me sugiere ese trabajo, el placer de desarrollar esa profesión, mi sentido de servidor del Estado hacia el ciudadano… son numerosos las causas para elegir ese medio de vida.

Pero a esa motivación primaria que me empuja a estudiar con ahínco le debemos acompañar de una especial característica: la ilusión, entendida esta como la esperanza de que a través de los medios que utilizo en mi preparación puedo llegar al objetivo principal: aprobar.

Está comprobado científicamente que el optimismo ante la adversidad es un elemento diferenciador para superar cualquier obstáculo, tanto desde el punto de vista de salud como en cuestiones profesionales. El optimismo se acrecienta cuando somos conscientes de que en realidad aprobar la oposición depende única y exclusivamente de nosotros, de nuestra perseverancia y esfuerzo. Ser optimista no significa desligarse de la realidad, hacerse vanas ilusiones por no estar apegado al suelo, no, lo que el optimista hace es medir perfectamente el objetivo que busca y aplicar la táctica y estrategia conducente a alcanzar la meta. Sabiendo que a lo largo del camino tendremos nuestros impedimentos, que no todos los días se puede estar de un humor espléndido, que surgirán circunstancias que nos desvíen del cauce ordinario. Tener un mal día, incluso una mala semana no significa caer en una deriva derrotista. Pero el optimista transforma ese momento más bajo como experiencia positiva para no recaer en el desánimo.

El optimista sabe que de todas las plazas que se han convocado una va a ser para él. Una cosa es el número de gente que firma la convocatoria y otra muy distinta la que realmente se ha preparado con insistencia, organizadamente y con antelación suficiente para aprobar. El optimista acompaña siempre a su buen estado de ánimo el esfuerzo y madurez necesarios para sacar la plaza.

 

SER OPTIMISTA ANTE UNA OPOSICIÓN
Vota

Deja un comentario


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Enseñar
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkedin
Contact us
Ocultar