LOS NOVIAZGOS Y LAS OPOSICIONES

los

Hace unos días un alumno,  ejemplar en cuanto a su compromiso de estudio, me hizo una pregunta que desvelaba  madurez y la importancia que concedía a la preparación de sus temas: Juan Ma, he conocido a una chica y llevo viéndola durante unas semanas. Me gusta, está trabajando en horario de mañana, creo que yo también le atraigo. En condiciones normales ya le habría pedido salir,  iniciar una relación porque reúne el perfil que me atrae de una mujer, los días sin verla se me hacen largos… pero no sé si estudiando la oposición debo intentarlo, ya que ahora estoy tranquilo y no tengo ninguna circunstancia que me aparte de mi meta, que no es otra que aprobar.

No es la primera vez que me planteaban esa cuestión. Y debo reconocer que me gustó que sacara a colación tal situación, ya que creo que es un tema muy interesante para abordar. Estudiar una oposición no es suspender o anular mi vida cotidiana, no consiste en eso. Es sencillamente establecer unas horas de estudio obligatorias diarias, bien organizadas y estructuradas, como si se tratase del horario de un trabajo. Cuando trabajamos en una entidad, independientemente del sector que sea, estamos obligados por contrato a permanecer en nuestro puesto de trabajo durante unas horas, sin poder disponer durante el horario laboral de tiempo para nuestros intereses privados y personales. En la oposición nadie nos pone un horario, somos nosotros los que, en base a nuestra disponibilidad de tiempo, firmamos con nosotros mismos un contrato de seriedad y responsabilidad para poder aprobar. Si respetamos ese autocontrato, fuera de ese tiempo dedicado a la oposición podemos emplear nuestro tiempo en aquello que nos haga más feliz, y hay pocas situaciones más enriquecedoras que una relación con una pareja, ya que una de las vías para la felicidad la constituye una relación amorosa. Debemos hacerle entender a nuestra pareja que esas horas de estudio son sagradas, que equivalen a un contrato laboral y que no puede disponer de ellas, ya que iría en perjuicio de la meta a alcanzar: el aprobado.

Por tanto, claro que le invité a iniciar ese noviazgo, ya que el sentirse unido a otra persona nos puede otorgar una fuerza y motivación extraordinarias, nuestra autoestima se eleva, podemos desahogarnos con confianza, la voluntad de ambos es una energía imparable, siempre  podremos apoyarnos cuando venga alguna tormenta. También debemos saber que la concentración es vital para estudiar y cualquier contratiempo con la persona amada nos puede desequilibrar emocionalmente, por tanto resolveremos prontamente cualquier incidencia que nos ocurra con la pareja.

Pero sí, ¡¡¡viva la pareja unida!!!

LOS NOVIAZGOS Y LAS OPOSICIONES
Vota

Deja un comentario


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Enseñar
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkedin
Contact us
Ocultar