OPOSICIONES Y TIEMPO DE OCIO

las

Cuando estudiamos las oposiciones o estamos entregados a una tarea que nos exige cierto esfuerzo intelectual, nos debemos plantear acciones para romper la rutina del día a día, con ánimo de despejar la mente y sostener la motivación.

Cada persona es un mundo y elige para sus momentos de esparcimiento distintas actividades. Unos alumnos son más dinámicos y para contrarrestar la permanencia en la silla de la biblioteca o de su habitación tienden a realizar acciones que conlleven un movimiento corporal intenso: van al gimnasio, se dedican a correr para quemar las grasas, algunos el día libre lo pasan en la montaña haciendo senderismo y disfrutando haciendo que la vista se pierda en el horizonte… son numerosas las vías para romper el hecho cotidiano de estudiar.

También he detectado en nuestros alumnos la tendencia a leer durante la preparación de la oposición libros que versen sobre deportistas o aventureros que sean capaces de fijarse unas metas de cierta dificultad y relatar cómo han conseguido llegar a sus límites. En concreto me parece una elección fascinante, ya que nuestros alumnos mediante el relato de esas pequeñas o grandes gestas siempre voluntarias, descubren que cualquier objetivo es alcanzable si ponemos los recursos necesarios y suficientes para poder tocarlo. Recuerdo a un opositor ejemplar que mientras iba avanzando con rapidez en los temas, simultáneamente leía la asombrosa historia de Shackleton, el carismático y valiente explorador de los polos, llamado a no rendirse nunca ante la adversidad, que para nuestro alumno sirvió de motivación extraordinaria en la consecución de su plaza de Auxiliar Administrativo. Nos decía que si un hombre normal como el irlandés era capaz de sobrevivir en situaciones límite, como él no iba  a ser capaz de descubrir unos cuantos temas, dominándolos a placer mediante el sistema que le implantamos de avance y repaso continuo, el SIC.

En nuestra aventura particular debemos amenizar el estudio con ejercicios, paseos, lecturas, cines, en fin, situaciones de esparcimiento que liberan la rutina y nos hacen más felices y por tanto más capaces de aprobar si estamos bien con nosotros mismos.

OPOSICIONES Y TIEMPO DE OCIO
Vota

Deja un comentario


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Enseñar
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkedin
Contact us
Ocultar