EL CONTROL DEL MIEDO ANTE LO NUEVO

miedo

Una de las preguntas más comunes que nos hacen los alumnos  a los profesores de oposiciones es cómo afrontar el miedo ante lo que consideramos situaciones o materias desconocidas.  A lo largo del estudio, que se va desarrollando a lo largo de los meses, van surgiendo circunstancias que el alumno puede considerar hostiles para su persona. Por ejemplo: pensemos que en el temario que debo memorizar para mi oposición  hay contenidos que no me entusiasman, que incluso me pueden resultar incómodos o especialmente difíciles. Cuando eso nos ocurre tendemos a comportarnos con una actitud de evitación: si no me gusta, si me cuesta entenderlo, si me aburre, etc etc, lo más seguro que voy a hacer es dedicarle menos tiempo e incluso dejar de estudiarlo porque me provoca aversión.

Ante esas circunstancias que a todo alumno le pueden ocurrir, debemos actuar con madurez; ser maduro es dar la respuesta correcta y proporcionada a una situación, como el ejemplo que acabamos de exponer. En vez de escapar,  evitar esos temas y por tanto dejarlos en nuestra mente con muy poco conocimiento, debemos actuar en sentido contrario: siempre enfrentarnos al miedo de lo desconocido, de lo que no nos atrae, de lo que consideramos ajeno a nuestras vidas. Es decir, si soy una persona que no estoy muy relacionado con temas financieros y en el programa de la oposición que he elegido tengo alguno de esa materia, debo dedicarle más tiempo que a los demás, aunque inicialmente me cueste, pero es la manera más eficaz de llegar a controlar esa materia. Veremos, al no tener miedo e ir profundizando en ese contenido, como se van aclarando nuestras ideas y lo que parecía algo muy, muy complejo, a base de repetición se nos va transformando en algo mucho más cercano.

Y eso pasa en cualquier otro episodio que se nos presente a lo largo y ancho de nuestra preparación: la aparición de un requisito para aprobar que nos cueste más que otros. Pensad en una entrevista para acceder a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, en que nos vamos a sentir examinados por un grupo de agentes con capacidad de detectar nuestros errores. Lo mejor será entrenarlo repetidamente, de manera que poco a poco vayan desapareciendo los temores y las inseguridades.

En resumen, cuando alguna prueba o materia de la oposición que estudiamos nos provoque temor o recelo, el mejor método para abordarlo es enfrentarnos a ello de forma repetida y así nos sentiremos seguros y lograremos el objetivo buscado: aprobar.

EL CONTROL DEL MIEDO ANTE LO NUEVO
5 (100%) 5 votes

Deja un comentario


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Enseñar
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkedin
Contact us
Ocultar